Home > Negocios, Tecnologías > MobileApps: el despotismo de Apple y Google

MobileApps: el despotismo de Apple y Google

A lo largo de los últimos meses se ha extendido la idea, completamente acertada desde mi punto vista, de que es difícil rentabilizar el desarrollo de aplicaciones móviles. Siempre y cuando no te paguen por desarrollarlas, claro está. Lo que quiero decir es que, en  muchos, casos es difícil recuperar la inversión en tiempo, caso típico de los desarrolladores independientes, o dinero, a nivel empresarial, que se hace en ellas. A menos que se considere una inversión de marketing.

Esta situación tenía visos de mejora con la adopción del modelo freemium (1) por parte de los desarrolladores y empresas. Pero los grandes jugadores, Apple y Google,  no transmiten precisamente confianza, debido a la ambigüedad y arbitrariedad de las condiciones de las políticas de sus programas para desarrolladores.

Finalmente, en los últimos días han tenido lugar varios acontecimientos que me han hecho decidirme a escribir esta entrada. El primero de ellos, el caso de una pequeña empresa que ha visto como eliminaban una de sus aplicaciones del Wallet sin recibir la mas mínima explicación. Dicha aplicación era un desarrollo a medida para un importante cliente, por lo que, aparte del perjuicio a nivel de imagen ante el mismo, la empresa ha perdido toda la inversión realizada en el desarrollo, dado que el modelo de negocio estaba basado en comisiones sobre los pagos InApp. Google no les ha facilitado ninguna información sobre el motivo por el cual la aplicación ha sido excluida del Market. Lo único que tienen claro es que no podrán volver a subirla. Aunque se decidieran publicar otra versión de la misma, no tendrían la seguridad de que fuese retirada de nuevo, puesto que desconocen los motivos por los cuales fue retirada la primera vez. A todo ello, sumarle los gastos de marketing en concepto de publicidad de la aplicación. Un desastre.

El segundo es la retirada de la archiconocida WhatsApp. Y no es que esté muy contento con los chicos de WhatsApp, justo después de saber que transmiten las comunicaciones en texto plano. Sí, sí, en texto plano. En el caso anterior, se podría sospechar que el motivo fuese la utilización de medios de pago distintos a Google Checkout. Pero ¿ en este caso ? Se especula con un problema de seguridad. Bueno, eso no dice mucho a favor del proceso de revisión de Apple. Porque enviar texto plano sobre una conexión wifi no creo que esté dentro de las buenas prácticas de seguridad.

Sin embargo, parece evidente que buena parte del éxito de ambos ecosistemas se debe a las aplicaciones existentes (ver los casos de Symbian o RIM, por no mencionar plataformas de buena calidad técnica que no han llegado a despegar).

A la ecuación hay que añadir el coste, en términos de desarrollo, que implica desarrollar aplicaciones nativas para las principales plataformas: iOS, Android, RIM, Windows Phone, y quién si sabe si alguna emergente, ya que Ubuntu ha anunciado smartphones, tablets y TV.

Para mí, la solución a la ecuación está clara: desarrollar aplicationes web con interfaz de usuario adaptado a estos dispositivos, sobre todo en lo referente a tamaño de pantalla y controles, en la medida de lo posible. Con un único desarrollo, tendremos la aplicación disponible en todos los ecosistemas, incluidos posiblemente los que se impongan en el terreno de las SmartTV, que irá cobrando cada vez mayor importancia.

Incluso podemos permitirnos el lujo de usar algunas de las herramientas existentes para convertir la aplicación a los distintos formatos nativos, pero siempre teniendo la opción de la aplicación web por si no fuera del agrado de Google o Apple.

Es lo que yo recomendaría a los clientes que me pidiesen una aplicación móvil ahora mismo. Y parece que no soy el único que piensa así, como confirma el último movimiento de Grooveshark (al margen de las batallas legales con las discográficas).

(1) El modelo freemium consiste, básicamente, en permitir la descarga gratuita de la aplicación y, mediante una solución de micropagos, permitir realizar compras desde la propia aplicación (pagos InApp). Por ejemplo, acceder a características avanzadas de la aplicación o compra en objetos en diversos juegos, por citar algunos.

Advertisements
  1. No comments yet.
  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: